Enviados a dar la Buena Noticia hoy        26 de mayo de 2024

Música de entrada. Imagine-Beatles

1-Bienvenida e introducción al tema

Bienvenida un domingo más a los presentes y a los que estáis al otro lado del Manzanares. Si alguien es la primera vez que se acerca, que sepa que aquí tiene una comunidad que acoge, acompaña y comparte…

Hoy, volvemos a escuchar el mandato de Jesús,  que nos urge a que vayamos, nos acerquemos, escuchemos a nuestros hermanos, a nuestro pueblo, que está sufriendo el horror de las guerras, del hambre, de la exclusión social,  causado por un sistema político y económico que antepone el dinero para unos pocos.

A este entorno nuestro, a este mundo, tenemos que anunciar la Buena Noticia: que estamos disponibles para construir un mundo mas justo, compasivo y solidario, porque sabemos que Jesús, muerto en la cruz y resucitado, está sosteniendo nuestras incertidumbres y vacilaciones, todos los días.

Celebremos juntos…

2- Lecturas:

1ª- Francisco: ante los pobres, los cristianos deben organizar la esperanza

La historia está marcada por las tribulaciones, la violencia, el sufrimiento y las injusticias que hieren, oprimen y aplastan a los pobres, «los eslabones más frágiles de esta cadena», a la espera de una liberación que parece no llegar nunca.

En el dolor de hoy, sin embargo, florece la esperanza del mañana,  ante una realidad sufriente en múltiples aspectos, se impone «alimentar la esperanza de mañana curando el dolor de hoy

“La esperanza que nace del Evangelio, en efecto, no consiste en esperar pasivamente que las cosas mejoren mañana, esto no es posible, sino en concretar hoy la promesa de salvación de Dios. Hoy, todos los días. La esperanza cristiana no es, en efecto, el optimismo dichoso, o más bien diría el optimismo adolescente, de los que esperan que las cosas cambien y mientras tanto siguen haciendo su vida, sino que es construir cada día, con gestos concretos, el Reino de amor, de justicia y de fraternidad que inauguró Jesús.”

Por eso debemos exigirnos: en medio de las ruinas cotidianas del mundo, ser constructores incansables de esperanza; ser luz mientras el sol se oscurece; ser testigos de compasión mientras la distracción reina alrededor; ser presencia atenta en medio de la indiferencia generalizada y ser testigos de compasión:

“Nunca podremos hacer el bien sin pasar por la compasión. A lo sumo haremos cosas buenas, pero que no tocan el camino cristiano porque no tocan el corazón. Lo que nos llega al corazón es la compasión: nos acercamos, sentimos compasión y hacemos gestos de ternura. Precisamente al estilo de Dios: cercanía, compasión y ternura. Esto es lo que nos pide hoy.”

Música: Todo queda

2ª- Evangelio: Mateo 28, 16-20

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les habla indicado.
Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo:
«Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo».

3-Introducción al dialogo:  (inspirado en un texto de Carmen Soto)

Estamos ante el final del evangelio de Mateo. El grupo de los once habían confiado en la palabra de las mujeres que les habían comunicado que Jesús había resucitado y que los esperaba en Galilea y allí se dirigieron.

Jesús los invita a ponerse de nuevo en camino y a recordar lo que compartieron con él y a continuarlo y a compartirlo y seguir invitando a la mesa del banquete del reino sin distinción, sin limites y sin preferencias.

Como aquella comunidad también hoy estamos invitadas e invitados a volver a Galilea en la certeza de que Jesús sigue estando con nosotras y nosotros cada día.

La presencia del Espíritu de Jesús nos empuja a participar y construir con todos los hombres y todas las mujeres un mundo más justo, compasivo y solidario.

El Papa Francisco también nos invita a  «alimentar la esperanza de mañana curando el dolor de hoy” “La esperanza cristiana es construir cada día con gestos concretos, el Reino de amor, de justicia y de fraternidad que inauguró Jesús.”

¿Cuáles son los logros o las dificultades que encontramos? ¿qué experiencias tenemos?

4-Ofrendas:

  • Flores: renacer de la naturaleza
  • Foto de las acampadas de estudiantes en la universidad.
  • Manifestación por la Sanidad.
  • Invitación a presentar ofrendas la comunidad.
  • Pan y vino.

5-Anáfora.

L1- Con la alegría de sabernos una comunidad que acoge, acompaña y comparte nos ponemos en pie para anunciar la Buena Noticia.

L2-Te damos gracias Señor porque prometiste a tus discípulos,  y así lo creemos, estar siempre con nosotros, todos los días hasta el fin del mundo. Nos invitaste a ponernos en camino y a continuar tu proyecto del Reino invitando a la mesa a todos sin distinción, ni límites, ni preferencias.

L3-Damos gracias al Espíritu que hemos recibido porque nos sentimos empujados a participar y a construir un mundo más justo, compasivo y solidario.

L4-También el Papa Francisco nos invita a alimentar la esperanza en medio de las ruinas, a ser luz aunque el sol se oscurezca, a sentir compasión y ternura en medio de la indiferencia ante el dolor de hoy.

L5-Por eso reunidos en tu nombre repetimos los gestos que nos enseñaste de compartir el pan y el vino y recordamos cuando en la última cena tomaste el Pan, lo bendijiste y repartiste diciendo:

TODOS-Tomad y comed todo este pan que es mi cuerpo y será entregado por vosotros.

L5-A continuación, tomaste el cáliz que contenía el vino, y dando gracias, lo entregaste a tus discípulos diciendo:

TODOS-Tomad y bebed todos de él, porque es el cáliz de mi sangre, sangre de la alianza nueva y eterna que será entregada por vosotros y por toda la humanidad para el perdón de los pecados. Haced esto en memoria mía.

L5-Este es el sacramento de nuestra fe.

TODOS- Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección ¡ven señor Jesús!

L6-Recordamos a todas las personas que forman y formaron parte de nuestra vida, que nos precedieron en el anuncio y la construcción del Reino y unimos las manos para rezar juntos el Padre Nuestro.

L7-En este camino comunitario de esperanza, compasión y ternura,  nos damos  LA PAZ

COMUNIÓN                                          

L8-Vamos a compartir el PAN y el VINO que son fuente de vida y esperanza. Al comer el pan y beber el vino nos identificamos con Jesús y con su vida, que seamos portadores de paz y amor hacia los excluidos y doloridos de nuestro tiempo como hizo Él.

Canción: Sal y luz  (Salomé Arricibita)

6-Acción de gracias

  • -Gracias por enseñarnos con tu vida que tenemos que perdonar y nunca responder con violencia o desprecio.
  • -Gracias por enseñarnos que tenemos que promover la paz allí donde estemos.
  • -Gracias por hacernos ver que la familia humana es una y no podemos ser insensibles ante el sufrimiento que provoca la injusticia social.
  • -Gracias porque nos has enviado a ser la sal y la luz del mundo: para ello queremos ser compasivos y misericordiosos como el samaritano.
  • Gracias, buen Jesús, porque nos prometiste estar siempre con nosotros en nuestras debilidades.

Canción: Habrá un día en que todos.

7-Avisos